Visita nuestro canal de facebook Visita nuestra pagina de google+ Visita nuestro twitter Visita nuestro canal de videos en youtube Unite a nuestro grupo de juegos de steam Seguí nuestras noticias con rss

AMD A-Series APU

AMD presentó su nueva serie de procesadores con GPU Radeon integrado y Tecnogaming no podía perderse este lanzamiento analizando en este mega artículo la arquitectura y el rendimiento del  potente CPU APU-A8 3850 junto a la plataforma A75.

Finalmente luego de la presentación de las APUs Serie-A en la que asistimos , ahora llega a Tecnogamig la posibilidad de probar una nueva plataforma de AMD orientada a satisfacer al usuario en todos los aspectos, incluido al gamer con la tecnología Vision (modelos E2, A4, A6 y A8). AMD define a Vision de la siguiente manera:

“VISION es la tecnología de AMD de procesadores para PC. Permite que los usuarios disfruten de una reproducción perfecta de videos HD, edición de fotos y videos en alta definición con asombrosa rapidez y capacidad de multitarea. A su vez, les da la posibilidad de escaparse a un mundo de juegos casuales con personajes que parecen reales y efectos ultra realistas. Todo esto y más desde una notebook o PC energéticamente eficiente.”

Sin dudas estamos ante la presencia de un cambio radical en la arquitectura de procesadores de AMD generando desempeños tanto en notebooks como en PCs de escritorio realmente importantes tanto en el ámbito Multimedia como el de oficina o juegos.

Una imagen vale más que mil palabras y este ejemplo resume todo: los AMD APUs Serie-A combinan el northbridge, el CPU de cuatro núcleos y una Radeon HD discreta Dx11 en un solo diseño, menor cantidad de consumo en watts y una capacidad inmensa de performance en varios ámbitos de trabajo a una diversidad de costos accesibles dependiendo del modelo.

Aquí se aprecia la arquitectura del CPU APU Serie-A que contiene hasta un total de 4 núcleos x86 incluyendo la tecnología Turbo Core que aumenta automáticamente las frecuencias de operación del mismo según el estrés que genera la aplicación, algo bastante útil por si quedamos un poco cortos en determinados programas que hacen hincapíe en las velocidades del mismo. Luego tenemos el array de núcleos Radeon (el GPU) compatible con DirectX 11 y su decodificador de video unificado de tercera generación (UVD3) para ver películas en alta definición (1080p) de forma fluida. También tenemos el controlador de memoria DDR3 Dual-channel y las interfaces de plataformas que brindan soporte de PCIe de 16x y salidas DVI y HDMI 1.4a soportando esta última Blu-Ray en 3D!

El  controlador Hub (Fusion Controller Hub o FCH) presente en los motherboards con chipset A75 o A55 brindan soporte nativo de Sata 3 (6.Gb/s) y USB 3.0 entre lo más destacado. Realmente las APUs Serie-A tienen un gran potencial para formar tanto un HTPC como para un gamer casual ofreciendo conectividad de almacenamiento de última generación.

En esta tabla se pueden observar los diferentes modelos que podemos que AMD presenta al público:

  • A8-3850 de 4 núcleos a 2.9 GHz con un HD 6555D consumiendo un máximo de 100w.
  • A6-3650 de 4 núcleos a 2.6 GHz con un HD 6530D consumiendo un máximo de 100w.
  • A8-3800 de 4 núcleos a 2.4 GHz con un HD 6555D consumiendo un máximo de 65w.
  • A8-3600 de 4 núcleos a 2.1 GHz con un HD 6530D consumiendo un máximo de 65w.

Estas dos últimas soluciones apuntan al ahorro energético consumiendo menos pero que implementan la tecnología Turbo Core donde por ejemplo el A8-3800 pasa de 2.4 a 2.7 GHz si la aplicación lo requiere. Estoy también se aplica al GPU Radeon integrado.

Bien, ahora llega el turno de ver las especificaciones que traen las Radeon integradas al CPU APU Serie-A. Dando un breve vistazo podemos conocer el potencial de los GPUs. Por un lado tenemos a la HD6555D con 400 cores, 20 unidades de textura, 8 ROPs, 480 GFLOPs de procesamiento y una frecuencia de 600 MHz. Por otro lado se encuentra la HD 6530D con 320 cores, 16 unidades de tectura, 8 ROPs, 284 GFLOPs de procesamiento y una frecuencia de 443 MHz. Claramente son GPUs discretos de buen rendimiento en general tomando en cuenta su grado de prestaciones y que están integrados junto al CPU!

AMD ofrece Brillant HD a través de las plataformas APUs Serie A, es decir brinda una experiencia placentera en el ámbito de Mainstream gaming (con DX11) y Multimedia (reproducción de videos full HD) aplicando tecnologías nuevas para mejorar aún más dicha experiencia frente a la pantalla. Además existen aplicaciones que pueden ser aceleradas por hardware en estos nuevos productos de AMD .

AMD alega que sus modelos APU A8 y A6 arrojan una performance contundente respecto a otras soluciones discretas de la competencia en lo que afecta al video como en el caso del 3DMark Vantage – Modo Performance (Dx10) con puntajes ideales tomando en cuenta que el GPU se encuentra junto al procesador!

En DX11 hablamos ya con resoluciones altas como por ejemplo 1600×900 en el modelo A8-3850 superando ampliamente en algunos casos la media de los 30 fps, valor mínimo para jugar satisfactoriamente a los juegos. Sin dudas con estos productos de AMD podremos jugar a los últimos títulos del mercado como se debe sin gastar demasiado ya que tenemos todo integrado en la plataforma.

Pero eso no es todo, para incrementar la performance en juegos tenemos también la tecnología Dual Graphics (o Crossfire) donde agregamos una tarjeta discreta externa HD Radeon para ampliar el promedio de fps y jugar con mayor calidad en forma fluida. También por si fuera poco permite la configuración de múltiples monitores a través de “Eyefinity” soportando hasta un total de tres con un escritorio extendido.

Ahora bien, los motherboards compatibles con esta tecnología son los que contienen los chipsets A55 y A75 que tienen el socket Lynx-FM1 (nueva arquitectura) con soporte de SATA 3.0 (según el modelo varia su cantidad de puertos), USB 3.0 nativo, controlador SD y soporte de discos rígidos de 2.2 TB entre otras cosas.

Como hemos mencionado en el gráfico anterior, AMD ofrece soporte de USB 3.0 lo cual genera súper velocidad en la transferencia de archivos, todo esto de forma nativa, es decir ya viene implementado en la arquitectura.

Aquí podemos ver un excelente resumen de lo que significa la plataforma Vision con sus beneficios tales como la reproducción full HD, aceleración de aplicaciones web, gaming en DX11 y mejoras en la imagen con tecnología propietarias.

Cuando hablamos de aceleración de aplicaciones (por hardware) nos referimos a lo que es web a través de los populares navegadores y Multimedia con la reproducción de videos HD quitand0 estrés al CPU (reduce considerablemente su uso en porcentaje) en programas como Cyberlink, Arsoft, encoding, decoding, etc. También soporta la aceleración de estándares como el OpenCL, C++ AMP y DirectCompute 11.

Si nos preguntamos en qué se diferencian la arquitectura de AMD y la de Intel “Sandy Bridge” tenemos una respuesta: básicamente en lo que respecta al entorno gráfico,  más precisamente al GPU donde AMD apunta a brindar experiencias innovadoras y gratificantes. Cuando se trata de video los APU Serie-A tienen un avance importante en este aspecto siendo esta la clave de su lanzamiento.

Si comparamos las prestaciones de cada arquitectura notamos que por el lado de AMD obtenemos excelentes características como así también por el lado del chipset A75 con USB 3.0 integrado con hasta 6 puertos SATA 3.o y memorias de hasta 1866 MHz.

Para los interesados en ver como luce internamente el APU, aquí tenemos un diagrama de cómo funciona realmente el procesador indicando la ubicación de sus cuatro núcleos con sus cache L2 correspondientes para cada uno, el NB, el controlador de memoria Dual-Channel DDR3 y el GPU junto a sus interfaces digitales, sus líneas PCIe y su decodificador UVD.

Cuando miramos detenidamente el segmento de memorias del tipo DDR3, la arquitectura soporta hasta cuatro ranuras (DIMMs) para el socket FM1  hasta una velocidad de 1866 MHz y una capacidad máxima de ni más ni menos que 64 GB. Además, según en los laboratorios de prueba de AMD,  el rendimiento de la tecnología Dual Graphics funciona mejor con la configuración de las memorias en Dual-Channel y con mayor frecuencia  ya que la diferencia se nota en los resultados finales con incrementos que rondan el 10%-12% si pasamos de 1333 MHz a 1600 MHz por ejemplo.

Llega el turno de ver el funcionamiento interno del GPU con nuevas implementaciones en proceso de fabricación, diseño e interfaz (de la memoria al NB) con una arquitectura de procesamiento unificada TeraScale2, soporte DX11 (que incluye teselación, Direct Compute 11, Shader Model 5.0), antialiasing y filtrado de texturas y por supuesto OpenCL 1.1. Indudablemente AMD apuesta fuerte con este lanzamiento innovador otorgando al usuario gran rendimiento a nivel gráfico a un costo tentador.

¿Cuáles son las ventajas de la serie APU? Soporte de Open GL 4.1, OpenCL (CPU y GPU), aceleración de video por hardware compatible con MPEG-4, ASP/DivX y H.264 entre lo más destacado. También aceleración de encoding trabajando en conjunto el CPU+GPU.

Los CPUs APU vienen con una Radon HD 6555D o HD 6530 integrada donde podemos hacer Dual Graphics con modelos discretos tales como la Radeon HD 6670 o HD 6570. Incluso AMD también tiene en mente otras plataformas como los All in One (todo en uno) donde combina chipsets potentes como las HD 6670A aplicando la tecnología Dual Graphics, sin embargo no tenemos todavía información completa al respecto.

Finalmente varias marcas manejan los nuevos motherboards A55 y A75; tenemos a ASUS, ASRock, Biostar, ECS, Foxconn, Gigabyte, Jetway, MSI y Sapphire con sus respectivos modelos para todos los gustos.

Página 1 de 512345
Comentarios

Pin It on Pinterest