Visita nuestro canal de facebook Visita nuestra pagina de google+ Visita nuestro twitter Visita nuestro canal de videos en youtube Unite a nuestro grupo de juegos de steam Seguí nuestras noticias con rss

La escasez de discos duros será peor de lo imaginado

Ya hemos leído bastante acerca de las inundaciones en Tailandia y el cómo afectarán a la industria de los discos duros, con precios que hasta el momento ya van por el doble de lo usual y que responden a las advertencias y expectativas de un difícil mercado para los meses que vienen. Pero aún quedan cosas por decir, ya que a pesar del aviso inicial de que en la práctica no sería mucho el tiempo en crisis, ahora nos enteramos que los analistas y las mismas fábricas hablan de un período que como mínimo será de seis meses.

En este lapso, se predice que la producción se verá afectada hasta en un 28% a nivel mundial, con Western Digital como la víctima más grande al no poder entregar cerca del 75% de su producción todos esos meses, lo que sin duda generará una escasez tremenda de discos de la marca.

Pero aparte de aquello, la situación ha provocado que los ensambladores de computadoras como Dell o HP hagan sus pedidos con más prisa para asegurar sus productos, lo que resulta en que al mercado retail de discos duros llegue casi nada de oferta y que los fabricantes de discos hagan una cola de espera para vender, todo según una prioridad donde el consumidor final está al último y los ensambladores primero, así que comprar la pieza por separado resultará más difícil que antes y por supuesto, habrá que pagar más, misma realidad que se verán con los discos duro externos.

Los analistas creen que recién en marzo las líneas de producción volverán a ser las de antes, pero a esa altura el daño ya será demasiado y todo aparato que incluya un disco duro habrá subido de precio, ya que por ejemplo ASUS ha informado que a finales de noviembre se quedarán sin discos duros.

Ahora, como un dato rosa, estos mismos analistas dicen que los precios de estos dispositivos debieran subir alrededor de un 10%, pese a que alrededor del mundo y también en países de habla hispana ya se han detectado alzas de más del doble y en forma instantánea una vez conocida la noticia de las inundaciones.

Fuente: Computerworld

Comentarios