Una interesante movida es la que se dio hoy en el mercado de dispositivos móviles, con Samsung llegando a un acuerdo con Qualcomm para realizar la fabricación de la plataforma Snapdragon S4, pese a que Samsung ya tiene su propio producto (Exynos) y de hecho, es competidor directo.

Resulta que Qualcomm, como muchas compañías, diseña los chips y la implementación, pero no posee las fábricas para manufacturar el producto, teniendo que recurrir a otras empresas como TSMC para esa labor. Samsung sí tiene esas fábricas, y pese a que ellos también diseñan, al parecer el trabajo logrado con el Snapdragon S4 es tan bueno que vieron que no podrán igualarlo en el corto plazo, así que decidieron tomarlo y fabricarlo en sus propias instalaciones para apurar la producción.

Esto es necesario dada la gran demanda de chips S4 que hay en el mercado, algo que a su vez está impulsado por Samsung y la utilización de dicho SoC en teléfonos móviles de su familia Galaxy, ya que recordemos que además de diseñar y fabricar chips, también hacen equipos móviles, lavadoras y un largo etcétera.

¿Y por qué tanto interés en los Snapdragon S4? Pasa que estos son los primeros en basarse en la microarquitectura ARM Cortex-A15, mientras que otros productos como NVIDIA Tegra 3 y el Samsung Exynos 4 Quad que mueve al Galaxy S III están basados en Cortex-A9 de generación pasada, con las pruebas sintéticas indicando que un Cortex-A15 doble núcleo supera en rendimiento a un Cortex-A9 de cuatro núcleos.

Fuente: electronista

Comentarios

Pin It on Pinterest